Disco SSD

Ahora mismo un SSD es básico en cualquier ordenador. Al Mac Pro le puedes poner el que quieras, yo he optado por el Kingston SSDNow de 240GB. Desde que lo tengo he notado como los programas que tengo instalados en el SSD arrancan 10 veces mas rápido y el Mac se enciende en pocos segundos, apenas se nota la diferencia de tiempo entre encenderlo y despertarlo tras suspenderlo.

El truco viene a la hora de instalar el disco en el Mac, el problema es que las bahías del Mac Pro son especiales y toca comprar un adaptador hecho a medida. La mejor opción es el adaptador de OWC, que vale 20€ y es el mejor de los que he probado, encima yo me lo compré de la web de EE.UU cuando valía 30€ + gastos de envío, así que antes de soltar la pasta probé algunos modelos estándar para PC: Primero compré un adaptador normal de 4€ y resulta que no tenía los tornillos para engancharlo en la parte superior de la bandeja, después probé con otro adaptador de 2€ que compré en una tienda cerca de casa y me pasó lo mismo. Mas tarde estuve mirando por Amazon y encontré algunos adaptadores de 12 a 15 euros con comentarios dispares de usuarios de Mac Pro, algunos decían que funcionan, otros que no… ¡hasta había uno que decía que no era necesario y ojo a su consejo: “Cradle up” Que viene a significar algo así como “déjalo colgando”. Tras leer estas barbaridades decidí ir a lo seguro y compré el adaptador de OWC, que es una réplica de la bandeja que viene con el Mac pero adaptado a los discos de 2,5.

Disco HDD

Como el SSD sólo lo voy a usar para instalar programas he comprado un Seagate Barracuda de 2TB. Aquí no hay ningún misterio, ya tenía un par de discos duros dentro del ordenador, pero un poco de espacio extra nunca viene mal.

Ampliación de RAM

A este Mac se le pueden meter hasta 128Gb de RAM, yo no he sido tan bruto y solo le he puesto 16Gb en 4 Slots. Antes de comprarla hice una consulta al servicio técnico de PCComponentes  y me recomendaron comprar la Kingston ValueRAM de 4Gb, cuesta 22€ cada módulo, así que aún multiplicando por 4 sale un buen precio. También remarcar que cuando escribí a PcComponentes les dije que pensaba comprar una RAM que costaba casi el doble, pero me dijeron que no era necesario porque el ordenador funcionaría igual con esta.

Tarjeta Gráfica

Aquí viene la parte divertida, sin duda es el momento de la ampliación donde mas tiempo he invertido investigando. Para resumirlo bien rápido: Al Mac Pro le puedes meter prácticamente cualquier gráfica de NVIDIA PC (siempre y cuando tenga los drivers) pero ve olvidándote de la pantalla de boot porque para que el sistema reconozca la gráfica antes de que inicie el SO tienes que tener una tarjeta flasheada y, o compras una ya flasheada pagando algo mas de lo que costaría la normal o bien lo haces por tu cuenta (hay que soldar y es un poco arriesgado). Yo opté por pasar del tema y comprarla sin flashear, el único inconveniente que he encontrado es que al seleccionar Sistema Operativo en el inicio voy a ciegas, pero me da igual porque no suelo cambiar muchas veces a Windows. Aún así es bueno conservar la gráfica original del Mac Pro por si algún día hace falta.

Me he comprado la NVIDIA GeForce GTX 960 de 4Gb, y la reconoce perfectamente el Mac. Si quieres algo mas de potencia, lo máximo que reconoce ahora mismo es la 980Ti. Si aún quieres mas potencia también está la Quadro y Titan. Otro dato importante es que ahora mismo los drivers de Nvidia no soportan la gama 10xx (1060, 1070 y 1080).

Para instalar la gráfica lo que hice fue instalar el Web Driver de Nvidia con el monitor conectado a mi gráfica antigua y reinicié el ordenador con el cable conectado en la gráfica nueva y una vez comprobé que todo iba bien instalé tambien el driver de Cuda. El soporte de Cuda me parece una de las cosas mas importantes porque lo que hace Cuda es hacer posible que la GPU ayude a la CPU en algunos procesos en programas gráficos de 3D, edición de vídeo, etc.

USB 3.0

Quedaba este detalle. Al parecer no vale cualquier tarjeta de USB 3.0 y es complicado conseguir una que funcione correctamente sin lidiar con problemas de drivers o tener que hacer florituras para conectar la alimentación de la tarjeta con la fuente de alimentación. Pero tranquilos, la Inateck KT4004 funciona perfectamente y lo único que hay que hacer es pincharla en la placa base y ya está, sin cables extra ni drivers. Cuesta 30€ y probablemente sea la mas cara del mercado, pero también es cierto que solo se lleva 10€ de diferencia con otras que hay en eBay y no está del todo claro que vayan a funcionar.