En el metro, en un semáforo o atasco, en una cafetería o en cualquier otro sitio bien alejado del ordenador es cuando probablemente te venga a la cabeza la solución a un problema o la inspiración para algún trabajo.

Hasta hace bien poco, no estaba de más llevar encima un boli y una libreta o un papel para apuntar algunas cosas de vez en cuando. Tomar notas con un móvil antiguo era mucho peor, lo apuntabas en la aplicación que venía por defecto para tomar notas o en un sms y ahí se quedaba, después había que volver a copiar el texto en el ordenador. Y si la nota iba a ser muy larga mucho mejor usar la grabadora de sonidos.

Pero gracias a la montaña de aplicaciones que han salido para los móviles modernos ya podemos ir pensando en dejar las libretas en casa.

De entre todas las aplicaciones disponibles yo uso Evernote. Es bastante sencilla y está disponible para iPhone, Android y Blackberry. A parte también para OSX, Windows y Linux. Así que todo lo que escribas en el móvil estará también en el ordenador o la tablet para que puedas seguir desarrollando el texto que empezaste a escribir en el móvil mientras estabas en el metro o la noche anterior antes de dormir.

Pero el motivo de que escriba hoy son otras dos aplicaciones para tomar anotaciones que son muy diferentes de Evernote pero que, más o menos, hacen lo mismo.

Estas dos aplicaciones son Notational Velocity y Simplenote, las conocí leyendo el blog de Aaron Souppouris

Notational Velocity es muy sencilla: el buscador arriba, el listado de notas en medio y el contenido de la nota abajo.

Una de las ventajas de Notational Velocity es que pulsando cmd+shift+e mandas la nota a iA Writer (o cualquier otro editor de texto) y en iA Writer pulsas cmd+D para entrar en modo focus y ctrl+cmd+F para entrar en pantalla completa. En tres atajos de teclado tienes el ordenador totalmente dedicado para escribir.

Voy a hacer el ejemplo más visual

Tenemos el ordenador con estas pintas:


Así que pulsamos:

cmd+ shift + E
ctrl + cmd + F
cmd + D

Y así se queda:

El inconveniente que tienen estas dos aplicaciones es eso, que son dos y toca configurarlas entre sí con dropbox.

Si, al igual que yo, tienes Android y Mac, deberías usar la aplicación Flick Notes en Android, registrarte en Simplenote y usar la información de registro en la configuración de Flick Notes y Notational Velocity para sincronizar ambas aplicaciones. Luego tienes que ir a la configuración de Notational Velocity e indicarle que guarde las notas en tu carpeta de Dropbox con o sin encriptación (si usas encriptación no podrás mandar las notas a un editor de texto externo)

Parece un lío innecesario y un exceso de aplicaciones para escribir una puta nota, pero realmente vale la pena y no se tarda mucho en configurarlo todo. Con Evernote sólo tienes que descargar la aplicación y registrarte, algo muy tentador. Pero con Notational Velocity tendrás los archivos en dropbox, que para textos largos es una gran ventaja.