Siempre me ha gustado el light painting. Desde la primera cámara que recuerdo haber usado, cuando iba a revelar las fotos había alguna que, en la tienda de fotografía, me decían “esta ha salido mal, la quieres” oh si, claro que la quiero, la psicodelia de andar por casa siempre es bien recibida.

Esta pequeña animación que hice anoche no es light painting pero se le parece. En realidad es un cubo emitiendo muchas nubes muy pequeñas y brillantes y paseandose, entre tubos, sobre una curva: